Consejos 2 (Mundicamino)     

 

                                 Resuelve tus dudas sobre el Camino de Santiago - preguntas frecuentes

                                                                           (Boletín Mundicamino 192)

  Fuente: vivecamino.com

 

  Sabemos que la primera vez que decides hacer el Camino de Santiago un mar de dudas te asalta, y que muchas veces por no saber cómo solucionarlas no terminas de decidirte. Recorrer las rutas jacobeas es una experiencia totalmente recomendable, que nos gustaría que todo el mundo experimentara al menos una vez en la vida, y no queremos que las incógnitas sobre el Camino echen para atrás a nadie.

 

  Para ello, se nos ha ocurrido un experimento: ¿qué es lo que realmente a la gente de a pie le gustaría saber antes de convertirse en peregrinos? Para ello, llevamos algunas semanas preguntando a personas de todas las edades y condiciones para recabar una batería de preguntas iniciales, para después responderlas, ampliando con enlaces a otros contenidos que ya hemos traído a ViveCamino.como anteriormente.

 

  Nuestra intención es que este listado de preguntas frecuentes sobre el Camino de Santiago siga en constante crecimiento, para intentar dar cabida a todo tipo de cuestiones, tratando la peregrinación desde todos los ángulos posibles, y responderlas de una forma directa y concisa. Para comenzar, aquí tenéis las 25 primeras que iremos ampliando poco a poco, con la intención de que este sea un contenido vivo. Si quieres que respondamos a nuevas preguntas, puedes dejárnoslas en los comentarios.

 

  1. ¿Se puede hacer el Camino de Santiago solo?

 

  Sí, hacer el Camino de Santiago solo es igualmente recomendable que recorrerlo acompañado de amigos o familiares. En el Camino vas a conocer a infinidad de peregrinos, con los que podrás compartir peregrinación si es lo que quieres. Tú serás el que decida a cada momento si quieres caminar por ti mismo, a tu ritmo, y con tus horarios.

 

  2. ¿Hay que reservar los albergues, hostales o pensiones donde vayamos a dormir?

 

  No se puede reservar en los albergues del Camino de Santiago, al menos los públicos, ya que se asigna plaza a los peregrinos en estricto orden de llegada. En algunos albergues privados sí, puedes contactar con antelación, y preguntar si puedes reservar plaza para esa noche. En el resto de alojamientos, por regla general, siempre puedes atar más las cosas, y llamar para asegurarte una cama.

 

  Debes saber que, en los albergues públicos, necesitas la credencial de peregrino, para identificarte como tal. Allí es donde te la van a sellar para que, además, cuando llegues a Santiago, puedas solicitar tu compostela.

 

  3. ¿Quién tiene prioridad para coger plaza en los albergues?

 

  En los albergues públicos, las camas se asignan por estricto órden de llegada al establecimiento, teniendo prioridad siempre los peregrinos con limitaciones físicas, a continuación los peregrinos a pié, luego los que hagan el camino a caballo, luego los que lo hagan en bicicleta, y finalmente los que tengan coche de apoyo. Recuerda que, en el Camino de Santiago, hay que madrugar y comenzar a caminar pronto, para precisamente evitar encontrarnos con el problema de quedarnos sin plaza en los albergues.

 

  4. ¿Qué coste tienen los albergues?

 

  Los albergues públicos tienen un coste de 6€ por persona y día, que se justifica con la entrega de un bono por parte del responsable del mismo en el momento del pago. Recuerda además que abren desde las 13 a 22 horas, y la estancia máxima será de una sola noche. También existen albergues privados que cobran entre 10 y 12 euros por noche y persona, pero, claro, depende del tipo de alojamiento, ya que, en los albergues privados, hay mucha variedad de habitaciones.

 

  5. ¿Se puede hacer el Camino con mascotas?

 

  Puedes hacer el Camino de Santiago con perro sin problema, aunque hay que tener en cuenta la excepcionalidad de caminar con una mascota, y tener en mentes sus necesidades. A la hora de buscar alojamiento, siempre es conveniente llamar con antelación a los albergues para preguntar si admiten animales; si lo hacen, debes tener en cuenta que normalmente las mascotas duermen atadas en patio al aire libre. Una buena alternativa que muchos peregrinos eligenn cuando viajan con perron es dormir en cámping con tienda de campaña, para separarse de su perro lo menos posible.

 

  6. ¿Está bien señalizado o necesitas una guía o mapa?

 

  Todo depende de la ruta jacobea que elijas. Si optas por el Camino Francés, no vas a tener ningún problema, porque está señalizado en su totalidad, y es difícil perderse. En el caso de otras rutas, como el Camino del Norte, el Camino Portugués, o el Camino Primitivo, tambien vas a encontrar señalización, aunque siempre conviene estudiar el terreno antes, para saber por dónde transcurren estas rutas.

 

  Una opción bastante inteligente es aprovechar que llevas tu smartphone contigo, para descargar mapas de las rutas, o directamente consultar apps del Camino de Santiago, como la de ViveCamino (Android e iOS). En ella, no solo podrás consultar las rutas y geolocalizarte en ellas, sino también descubrir alojamientos y lugar donde comer en cada localidad.

 

  7. ¿Se puede hacer turismo mientras haces el Camino de Santiago?

 

  Sí, puedes hacer turismo mientras peregrinas, y tomarte tu tiempo para visitar algunos pueblos y ciudades impresionantes del Camino, como Santiago de Compostela. La mejor idea es madrugar para caminar las etapas a primera hora de la mañana, llegando a tu destino a mediodía. Cuando ya te hayas asegurado el alojamiento, tienes todo el resto del día para hacer turismo a tu ritmo.

 

  8. ¿Cuánto peso puedo o debo llevar en la mochila?

 

  El volumen de nuestra mochila en el Camino de Santiago tiene siempre que estar ligado a nuestro peso corporal, para que recorrer las rutas jacobeas con ella a la espalda no se convierta en un infierno. Nuestra mochila no debería superar el 10-12% de nuestro peso; como referencia, para los hombres podemos tomar los 7,5-8 kg, y para las mujeres los 6-6,5 kg.

 

  9. ¿Qué tipo de ropa debo llevar?

 

  Siempre debes de estar preparado para la lluvia, uno de los peores enemigos del peregrino, y que te puede alcanzar en cualquier momento. Independientemente de la época del año, sobre todo si caminamos por Galicia, hay que llevar un chubasquero por si acaso. Conviene llevar ropa cómoda y que abulte lo menos posible, con materiales que aislen y protejan del viento, lógicamente teniendo muy en cuenta la época del año en la que vamos a hacer el Camino. Te recomendamos comprobar siempre el tiempo que va a hacer en el Camino de Santiago, para conocer de antemano lo que te vas a encontrar.

 

  10. ¿Cuál es el mínimo de kilómetros que necesito para conseguir la compostela?

 

  Actualmente debes recorrer al menos 100 km a pie para obtener la compostelay 200 km en bicicleta, distancias que hay que acreditar presentando la credencial sellada a tu llegada a Santiago de Compostela. Sin embargo, hay excepciones recientes, como la de los peregrinos que parten desde A Coruña por el Camino Inglés (desde donde separan menos de 100 km hasta Santiago).

 

  11. ¿Hay un máximo o mínimo de tiempo para hacerlo?

 

  No. La peregrinación a Santiago de Compostela no es una carrera ni una competición, es un viaje al que los peregrinos se enfrentan por convicción, por superación, o por pura curiosidad, y cada uno puede hacerlo a su ritmo. Cada peregrino decide qué distancia camina, y durante cuánto tiempo. Muchos peregrinos deciden recorrer las 3 o 4 últimas etapas hasta Santiago de Compostela, y otros invierten meses en caminar desde sus países de origen europeos hasta Ciudad Santa. Algunos caminantes recorren cada día unos pocos kilómetros, y unos pocos deciden batir récords recorriendo el Camino en varias maratones.

 

  12. ¿Es necesario llevar bastones para caminar?

 

  Recorrer el Camino con la ayuda de bastones es opcional. En el Camino, verás muchos peregrinos que los usan, y otros muchos que no, pero desde aquí los recomendamos, sobre todo para ayudarte en un punto de apoyo más cuando tengas que efectuar subidas o bajas o sortear obstáculos. También es muy útil para marcar un ritmo de paso uniforme.

 

  13. ¿Cuántos caminos de Santiago existen?

 

  Solo en la Península existen decenas de caminos, rutas centenarias, más o menos olvidadas, que se han rescatado poco a poco, gracias al trabajo de las asociaciones de amigos del Camino de Santiago. Sin embargo, los caminos de Santiago se extienden por toda Europa, herencia de las peregrinaciones medievales de fieles que buscaban alcanzar la ciudad santa de Santiago de Compostela, donde se cuenta que llacen los restos del Apóstol. Algunos caminos convergen en otras rutas jacobeas principales, como el Camino Francés, que tienen como final de viaje siempre Santiago de Compostela.

 

  14. ¿Qué Camino de Santiago es mejor para empezar?

 

  Puede sonar a tópico, pero la mejor ruta para estrenarse como peregrino es el Camino Francés. La razón es muy sencilla: vamos a encontrar más servicios, alojamientos e infraestructura, que en ninguna otra ruta, y además la señalización es clara y constante, siendo difícil perderse. Además, si se da el caso de que nos perdemos, vamos a encontrarnos con peregrinos de forma constante, que nos pueden ayudar y servirnos de referencia. El lado negativo es la gran masificación de esta ruta, sobre todo en verano, que nos llevará en ocasiones a quedarnos sin plaza en algún que otro abergue.

 

  15. ¿Cuánto dinero necesito para hacer el Camino de Santiago?

 

  Como imaginarás, el gasto que puedes hacer recorriendo el Camino de Santiago varía, dependiendo de qué alojamientos elijas para dormir, y si piensas comer cocinando tú mismo o de restaurante. Vamos a suponer que un peregrino duerme en albergues públicos cada noche, desayuna en un bar, come de menú (bastante asequibles en el Camino), y cocina él mismo por la noche. El gasto rondaría los 30 euros diarios, es decir 210 euros a la semana. A esa cantidad añade al menos 50 euros más que puedas gastar en algún recuerdo, alguna comida especial, gastos en farmacias, y quizás una noche de pensión si te encuentras con todos los albergues completos. No hay que olvidar los billetes de autobús o tren que te van a llevar desde casa al punto de inicio del Camino, y de vuelta cuando termines en Santiago.

 

  16. ¿Hay que estar en forma para recorrer el Camino?

 

  Sí, debes estar en forma, aunque no se necesitan condiciones físicas especiales para hacerlo. Debes de estar en forma, ya que vas a realizar una actividad deportiva a la que seguramente no estés acostumbrado/a: caminar decenas de kilómetros al día de forma encadenada. Esto puede pasar factura a cualquiera si no llevamos a cabo una preparación previa de al menos seis semanas (cuatro como mínimo), en las que debemos seguir un plan de entrenamiento de menor a mayor intensidad.

 

  17. ¿Se puede hacer a cualquier edad?

 

  Sí, el Camino de Santiago no es una ruta cerrada ni mucho menos, por lo que dependiendo de las condiciones físicas del peregrino; este puede adaptar el recorrido a sus necesidades, determinando el número de etapas que se desea hacer. Se puede recorrer el Camino de Santiago con niños o con personas de edad avanzada; si se hace una planificación realista de las etapas previa a la peregrinación, no debería de haber ningún problema.

 

  18. ¿Hay que llevar una alimentación concreta mientras haces el Camino?

 

  Sí. Vas a realizar un esfuerzo continuo a primera hora de la mañana, caminando etapas de alrededor de 5 horas de media. Debes de vigilar muy de cerca la deshidratación, y llevar SIEMPRE agua contigo para no depender de encontrar fuentes. También debes de llevar contigo algo de alimento sólido, para ingerir a media mañana mientras descansas para recuperar fuerzas; pero lo más importante es que tomes sin excepción un desayuno equilibrado y completo, para empezar el día con las pilas bien cargadas.

 

  19. ¿Cómo puedo volver a mi casa desde Santiago de Compostela?

 

  Santiago de Compostela está muy bien comunicada con las principales ciudades españolas, contando con aeropuerto, estación de tren y autobús, así que encontrarás opciones para todos los bolsillos a la hora de volver a tu punto de destino. En avión, hay conexión directa con Madrid y Barcelona, desde donde parten vuelos internacionales a las principales ciudades de Europa y Sudamérica.

 

  20. ¿Qué pasa si tengo un accidente en el Camino de Santiago?

 

  Siempre que hablemos de contratiempos pequeños, como heridas, rozaduras, contracturas, etc, la solución de nuestros problemas es sencilla, e incluso podemos nosotros mismos salir del paso con un pequeño botiquín. Para problemas de cierta consideración, siempre es mejor recurrir al servicio de emergencias lo más rápido posible, y ponernos en manos de profesionales. Si eres un peregrino de fuera de España, debes saber que el servicio público de Sanidad es gratuito y universal.

 

  21. ¿Cuál es la mejor época del año para hacerlo?

 

  El Camino de Santiago se puede recorrer durante todo el año; sin embargo, las condiciones climatológicas son duras en invierno en la zona norte de la Península, por lo que las épocas más recomendables para recorrerlo son primavera, verano y el inicio del otoño. Si hay que elegir, los mejores meses los encontramos en abril, mayo y septiembre, con temperaturas suaves, y con el Camino mucho menos masificado que en verano; eso sí, imprescindible el chubasquero. No olvides echarle un vistazo a nuestros consejos para hacer el Camino de Santiago.

 

  22. ¿De dónde viene la concha del peregrino y las flechas amarillas?

 

  Muchos apuntan que los peregrinos comenzaron a recoger conchas de vieiria hace más de mil años, después de llegar a Santiago de Compostela, para usarlas para beber en ríos y arroyos en su camino de vuelta a casa. Poco a poco, este utensilio se terminaría convirtiendo en un elemento de identificación de los peregrinos en sí mismo, y así ha sido hasta nuestros días.

 

  Las flechas amarillas en el Camino de Santiago es una tradición mucho más reciente de lo que muchos piensan, y se sitúa a finales del siglo XX. El célebre párroco de O Cebreiro, Elías Valiña, gran valedor de la recuperación del Camino de Santiago, compró grandes cantidades de pintura amarilla (color del que se pintaban las carreteras por obras), para señalizar el Camino Francés desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela, y así ayudar a que los peregrinos no se perdieran en su viaje.

 

  23. Si no soy religioso, ¿puedo hacer el Camino?

 

  Perfectamente. Con el paso de los siglos, el Camino de Santiago se ha convertido en un acontecimiento cultural que trasciende la religión, si bien parte originalmente de ella. Las motivaciones de los peregrinos para animarse a hacer el Camino están relacionadas con la fé y la espiritualidad, pero también las ganas de aventura, de conocer gente, y de cumplir retos. En el Camino nadie te va a juzgar por tus motivaciones.

 

  24. Me he inscrito antes en algunas carreras: ¿hay que apuntarse y pagar para hacer el Camino?

 

  Como hemos explicado anteriormente, el Camino de Santiago no es una carrera ni una competición, si no un viaje que cada peregrino recorre a su ritmo, y, sobre todo, disfrutando de la experiencia. Nadie puede cobrarnos por hacer el Camino de Santiago, pues nadie lo organiza, por lo que no tenemos que apuntarnos en ningún registro. El único trámite que sí tenemos que cumplir, lo encontramos en la credencial de peregrino, pero es únicamente para los peregrinos que quieran alojarse en albergues públicos. Para que los albergues puedan cerciorarse de quién es y quién no es peregrino, se lleva un control en un documento que debe ser sellado a nuestro paso por el Camino, y que nos será exigido cuando preguntemos por una plaza para dormir.

 

  25. ¿Qué tienes que hacer cuando llegas a Santiago de Compostela?

 

  Cuando llegas a Santiago de Compostela, concretamente a su catedral en la Plaza del Obradoido, podemos considerar que has terminado el Camino de Santiago. Puedes visitar la catedral, asistir a la misa del peregrino, solicitar la compostela, y por supuesto, disfrutar de Santiago de Compostela y de su encanto milenario (para ello échale un vistazo a nuestra página sobre qué ver en Santiago de Compostela). Sin embargo, tú decides si decides continuar la marcha o volver a casa; si todavía quieres más, puedes seguir el Camino a Finisterre o Muxía, alcanzando en unas pocas etapas la costa atlántica y completando tu experiencia.

                                                         ----------------------------------------------------------- 

    

  retour à Q.Pratique Généralités  

  

                                                           delhommeb at wanadoo.fr -  01/06/2017