Roma : Siete Iglesias  

 

                      

                                        

  Siete Iglesias recorrido    

  Siete Iglesia informaciones   

  Siete Iglesas grabados                                                   

                                                          ---------------------------------------------

 

                                                                 LAS SIETE IGLESIAS

                                   DOMINGO Josep M. - Peregrinar a Roma: las siete iglesias.

                                                       Centre de Pastoral Litúrgica (1999)

 

  La palabra "peregrinar" puede tener varios significados, distintos y complementarios a la vez. Por una parte puede significar viajar por tierras extrañas, como Abraham que abandonó su tierra de Ur para ir a la tierra que Dios le había prometido, o como el pueblo liberado de las manos del faraón que caminó por el desierto hacia la tierra prometida. Por otra parte puede hacer referencia a ir de romería a un santuario o lugar especialmente venerado, movidos por la devoción o por cumplir un voto. Puede referirse, también, al vivir esta vida terrena conscientes de que nos encaminamos hacia la patria celestial.

 

  Ir a Roma y hacer la peregrinación de las Siete Iglesias incluye todos estos elementos de significado: desplazarse a una tierra distinta, con su propia cultura y costumbres, con su historia y su arte; acercarse a las tumbas de Pedro, el primer apóstol, y de Pablo, el apóstol de los gentiles; venerar el testimonio de los mártires, aquellos que fueron fieles a la fe en Cristo hasta derramar por él su sangre, o revivir los misterios de la encarnación y de la pasión del Señor. Y, a la vez, fortalecer nuestra fe.

 

  Ninguno de nosotros es el primero ni tampoco el último de los cristianos que han ido en peregrinación a Roma. Ya en los primeros siglos el presbítero Cayo invita a Próculo a que peregrine a Roma porque "evidentemente puedo mostrarte los trofeos (las tumbas) de los Apóstoles. Si lo deseas, podrás ir al Vaticano o a la Vía Ostiense en donde hallarás los trofeos de aquellos que fundaron esta iglesia".

 

  Posteriormente, sobre todo a partir del siglo VII, cuando a causa del dominio musulmán es imposible viajar a Tierra Santa, se multiplican los peregrinos a Roma y dejan constancia de su paso por medio de los grafitos que escriben cerca de las tumbas veneradas y de las descripciones de sus itinerarios realizados por la ciudad eterna y de los lugares significativos visitados.

 

  A partir del año 1300, en que el papa Bonifacio VIII instituye el primer Jubileo, se concedía la completa remisión de los pecados a todo aquel que se acercara a venerar los sepulcros de Pedro y de Pablo. El poeta Petrarca nos informa de los lugares habituales que visitaban los peregrinos: las sepulturas de los apóstoles; la basílica Laterana donde se encuentra la imagen del rostro de Cristo y es considerada la primera de las iglesias de la cristiandad; el Sancta Sanctorum de la Scala Santa; la catacumba de san Calixto para venerar a los mártires; la basílica de Santa María la Mayor para ver el pesebre del Salvador; la basílica de San Lorenzo para venerar la losa sobre la que fue martirizado; y Tre Fontane donde lo fue san Pablo.

 

  Fue san Felipe Neri quien, a mediados del siglo XVI, reemprendiendo esta costumbre anterior, impulsó la peregrinación conocida como de las Siete Iglesias. Consistía en visitar las cuatro basílicas llamadas mayores o patriarcales -San Pedro del Vaticano, San Pablo Extramuros, San Juan de Letrán y Santa María la Mayor - y las tres basílicas menores - de San Sebastián en las catacumbas de la Vía Appia, la Santa Cruz de Jerusalén, y San Lorenzo Extramuros. Felipe Neri, primero él solo, y después acompañado por sus primeros seguidores y por una multitud cada vez más numerosa, promovió este recorrido a pie en una jornada, visitando los lugares de culto más importantes de Roma, y aprovechando la peregrinación para introducir momentos de reflexión y de oración, alternados con otros de recreo y de música. De este modo, el itinerario quedó fijado como el más emblemático de las posibles peregrinaciones por Roma. Se considera el resumen de lo más significativo - entre tantos vestigios y recuerdos - que se debe recorrer en una visita a la Roma cristiana. Y así ha llegado hasta nuestros días.

 

  Las siete igleisas :

- San Pedro del Vaticano - La tumba del primero de los apóstoles -

- San Pablo Extramuros - La memoria del apóstol de los gentiles

- Basílica de San Sebastián - Las catacumbas y la memoria de los mártires

- San Juan de Letrán - La catedral de Roma

- La Santa Cruz de Jerusalén - La memoria de la pasión del Señor

- San Lorenzo Extramuros - El diácono de los pobres

- Santa María la Mayor - María la primera creient

                                                    -----------------------------------------------------------

    

  retour à Sette Chiese

                

                                                             delhommeb at wanadoo.fr -  01/11/2014