Camino Castellón - Andorra : étapes (Mundicamino)

 

                                                        Camino Castellón - Andorra : étapes (Mundicamino)

 

- 01 Castellón - La Pobla Tornesa (25,0 km)

  El punto de partida de esta primera jornada, se sitúa en la ermita Sant Jaume de Fradell, en castellano San Santiago de Fadrell, donde el primer mojón de piedra, con el kilómetro 0 nos indica el inicio del Camino a seguir. El primer tramo, hasta la Magdalena es de perfil llano y cómodo. Disfrutando a lo largo de sus aproximados 10 km., de ermitas, hitos, cruceros, lugares de perfil jacobeo y de la Basilica de Lledó patrona de Castellón, llamada por los castellonenses La Mare de Déu del LLedó, en donde podemos ver la imagen de Santiago Peregrino donada por la Asociación el 17-5-15.

  A partir de la ermita de la Magdalena, a donde van en romería a pie los castelloneros en fiestas desde Castellón, comienza la ascensión al Desierto de Las Palmas.

  Según vamos subiendo podemos ir observando las vistas que nos ofrece toda La Plana y el Mar Mediterráneo. En el cruce de la pista forestal de La Pobla Tornesa tenemos dos opciones, 1ª seguir la señalización por la carretera hasta el convento para visitar este y luego continuar la señalización que nos devuelve a la pista forestal o 2ª continuar por la pista forestal hasta la población de La Pobla Tornesa.

 

- 02 La Pobla Tornesa - Serra d´en Galcerán (27,0 km)

  Salimos de La Pobla siguiendo la señalización por la carretera a Villafames antes de llegar a una rotonda divisamos un mojón amarillo que nos indica el camino, estamos en plena Vía Augusta, camino o senda de los romanos, que fue utilizada como ruta principal en sus comunicaciones. Durante la primera mitad de la etapa nos acompaña la señalización de la Vía Augusta, pequeños mojones tipo bordillo en azul y blanco, también hay algunos monumentos romanos que aún se conservan entre preciosos olivos milenarios, como un mojón miliario romano y el Arco de Cabanes que cruzamos para seguir por la Via Augusta hasta el Pas de la Fusta donde la abandonamos para coger la pista de la izquierda e iniciar la subida, al llegar a un antiguo aljibe blanco podemos desviarnos a la derecha 250 m si queremos visitar el Santuario de Nª Sra. del Adyutorio, en cuya fachada se encuentra la concha que dice la tradición que dejo un peregrino al regresar de Santiago, volvemos al Camino y las flechas amarillas nos indican la subida que nos lleva a la población Sierra d´en Galcerán.

 

- 03 Serra d´en Galcerán - Catí (38,0 km)

  Salimos de La Serra d’en Galcerán, la señalización nos lleva en dirección a Los Rosildos tanto si hemos pernoctado en el albergue o en el pueblo, subimos al Coll de la Bandereta 830 m. de altitud y empezados el descenso hasta el cruce con la carretera CV-15, que cruzamos e inmediatamente vemos el mojón nº11 amarillo que nos lleva a la Rambla Carbonera, la que cruzaremos en cinco ocasiones antes de llegar a la ermita de San Pau, buen lugar para hacer un descanso y reponer fuerzas, continuamos hasta pasar el mojón amarillo nº16 e inmediatamente nos encontramos con el Mas de Segarra, este en tiempos fue un cuartel carlista, sus propietarios han habilitado unas habitaciones y se puede pernoctar por un razonable precio para ello hay que avisarles.

  Del Mas de Segarra el Camino nos lleva a cruzar la carretera que va a Villafranca y el mojón nº 17 nos dirige a la antigua ermita de Ntra. Sra. del Pilar y desde allí a Catí fin de jornada.

 

- 04 Catí - Morella (35,0 km)

  En Catí se encuentra el octavo hito jacobeo, Santiago Peregrino en el crucero del cementerio de este entrañable pueblo, que fue restaurado y actualmente está en la iglesia, gracias a los mojones, flechas amarillas y azulejos, el peregrino avanza sin perderse, zigzagueando pasamos la Font i Barranc de Avinyó, cruzamos en más de una ocasión la carretera, buscando la paz del camino y no el asfalto, abrimos y cerramos algún portillo de fincas, porque hay ganado y debemos de tener precaución y cuidado porque están electrificados (no es peligroso pero tampoco es agradable), esto nos recuerda La Vía de la Plata que abundan estos portillos. Bajamos por el barranco del Asperó salimos a la carretera y tras unos metros de asfalto cruzamos el Pont (puente) del Nevaté y nos encontramos con el mojón amarillo nº 28, pasamos el Mas de Jovani y salimos a la carretera N-232 que nos lleva hasta el Santuario de la Vallivana.

  Una vez repuestas las fuerzas salimos por la carretera N-232 con dirección a Morella, aquí hay que tener mucha precaución porque en ocasiones vamos por el margen de la carretera hasta llegar al barranco de La Bota, la ermita del mismo nombre linda con la carretera que aquí la abandonamospara encontrarnos de nuevo con la naturaleza y con el mojón amarillo nº 31, el Camino entra en algunas fincas donde a veces hay ganado principalmente vacas no reses bravas y debemos respetar las trampillas de entrada dejándolas nuevamente cerradas como las encontramos, seguiremos la señalización, pasaremos cerca de la l Masía del Noto y en la carretera de la Vallibona veremos el mojón amarillo nº 32 y muy pronto empezaremos a ver la sorprendente ciudad de Morella donde es el fin de la etapa.

 

- 05 Morella - Sorita (23,0 km)

  Salimos de la bella ciudad amurallada de Morella por la puerta de San Miguel, dejando a la izquierda la ermita de San Miguel y Sant Llàtzer, para pasar bajo los arcos del acueducto del siglo XIII en dirección a Xiva, el Camino transcurre por la pequeña carretera y alguna pequeña senda que nos ahorra alguna curva de asfalto, nada más pasar una pequeña capillita de la Mare de Déu del Roser, que nos provoca a tocar su campanilla, vemos Xiva pequeña aldea que atravesamos por su calle central. Como buenos peregrinos seguiremos la señalización y transitaremos por el Camino hasta llegar a la carretera CV-14 donde veremos el mojón amarillo nº 41 y su flecha nos indica la derecha en dirección a Ortells, si queremos hacer asfalto y con cuidado podemos ir por la carretera, el Camino transita entre el rio y la carretera, los municipios cercanos han arreglado unas sendas que al no llevar agua el cauce salvo raras excepciones permiten ir más tranquilo, pasamos muy cerca de poblaciones como Ortells, Palanques, y Sorita que nos recibe a su entrada con su fuente y los antiguos lavaderos que provocan al peregrino a refrescarse los pies, sobretodo en época estival.

 

- 06 Sorita - Aguaviva (20,6 km)

  Sorita, salimos de esta hospitalaria población, las señales nos dirigen a cruzar el afluente del rio Bergantes llamado Barranco de los Beatos, luego ascendemos por una pista y llegamos al mojón amarillo nº 43 que junto con la Creu Coberta vigilan la entrada al Santuario de La Balma, precioso templo enclavado en la montaña que en su interior se encuentra el duodécimo hito jacobeo, la imagen de Santiago Peregrino donada por La Asociación “Ultreia – Castellón” el 4-8-2007.

  Realizada la visita a tan bello paraje, iniciamos el Camino para en pocos kilómetros ir despidiéndonos de la segunda provincia más montañosa de España, puede que en este recorrido nos encontremos con algún ejemplar de cabra hispana, durante nuestro ascenso, podremos observar que desde el fondo del barranco de la Balma ascienden unos fastuosos y grandes pinos entre los que se encuentran tres famoso llamados “los buenos mozos de La Balma”, pronto daremos con el ultimo mojón amarillo nº 45 y a continuación el cuarto y último mojón de piedra que nos indica el límite de la provincia de Castellón y los 164 km recorridos desde el inicio del Camino, entramos en la provincia de Teruel, desde este punto hasta Fuentes de Ebro los amigos de la Asociación de Andorra son los que se encargan de mantener la señalización y veremos que desde el mojón de piedra nos indican que hasta Aguaviva solo nos quedan 6 km.

 

- 07 Aguaviva - Alcorisa (22,4 km)

  Al entrar en la provincia de Teruel conectamos con el Camino del Bajo Aragón y la primera población es Aguaviva a donde nos llevo la 6ª jornada, por ello reiniciamos el Camino en dirección a Mas de las Matas, junto a la gasolinera en la carretera encontramos las primeras flechas amarillas, desde el Mediterráneo hemos alcanzado ya una altitud de 549m sobre el nivel del mar, dejamos a nuestra derecha la ermita de Santa Bárbara, del primer tercio del s. XVII, de estilo del Renacimiento tardío, es de mampostería noble y sillar en arcos y esquinas. Vamos hacia “La Fuente del Lobo” “El Molinico” y “Las parras de Castellote”, el Camino es ancho y firme El paisaje que nos acompaña está lleno de campos de secano, con montañas al fondo y, algunas colinas al lado del camino. A lo lejos divisamos Mas de las Matas, con su campanario y cruzando el puente del río Guadalope, nos cambia el paisaje verde y arbolado.

  Nada más entrar en la población nos recibe una preciosa cruz que lleva la siguiente inscripción “Fiel Villa de Mas de las Matas”. Atravesamos la ciudad siguiendo las marcas amarillas y señales en las calles de la villa en dirección Alcorisa, que tras un buen camino y algún repecho nos recibe de Alcorisa, a su entrada con La Plaza de Toros, el Polideportivo Municipal, destacando su torre mudéjar en la Iglesia de Santa María la Mayor (s. XVII), recientemente restaurada.

 

- 08 Alcorisa - Andorra (15,2 km)

  Una vez sellada la credencial en su bonito Ayuntamiento cuyo edificio tiene una llamativa puerta con arco románico y una gran balconada, dejamos la villa de Alcorisa regada por su rio Guadalopillo y sus numerosas cofradías que en Semana Santa desfilan por sus calles, por su importancia fueron declaradas de Interés Turístico Nacional (22-12-2005).

  Seguimos la señalización subiendo una cuesta de las últimas calles dejando el Instituto a mano izquierda y volviendo la vista hacia atrás vemos una preciosa vista de la localidad. Buena parte del Camino es una buena pista ancha de firme en muy buen estado, transitamos por tierras que cambian de colores una veces blanquecinas otras ocres y rojizas, salpicado de pinares y campos de cereales, atravesamos algunas casas de campo abandonadas y nos sorprenden algunos olivares, ascender un montículo a lo lejos nos sorprende una elevada chimenea de la Central Térmica de Andorra que rompe el paisaje. A la vista el Parque de San Macario, situado en el monte del mismo nombre, a la izquierda el pueblo íbero “El Cabo”, que debido a las explotaciones mineras, fue excavado y trasladado piedra a piedra hasta este entorno, lo que constituye una obra única en España.

   Ya estamos en la Ermita de San Macario (s. XVII), patrón de la villa de Andorra desde donde divisamos unas magnificas panorámicas de la ciudad. Tras la visita a tan lindo paraje descendemos Andorra, como hoy el recorrido es corto podemos visitar la ciudad tranquilamente y sellar la credencial en su Asociación de Amigos del Camino “San Macario” o Ayuntamiento.

 

- 09 Andorra - Albalate (22,6 km)

  Salimos de Andorra (Teruel), tercer municipio más poblado de la provincia, fue una importante ciudad minera por sus yacimientos de lignitos y su Central Termica para producción eléctrica, está declarada de interés turístico Nacional por su Semana Santa y son conocidos sus manjares por toda la península ibérica como el jamón de Teruel, el ternasco de Aragón y su aceite de oliva que es de buen peregrino degustarlos a su paso por esta ciudad que esta a 714 m sobre el nivel del mar. Si hemos pernoctado en su albergue para peregrinos que dispone la Asociación de “San Macario”, iniciamos la jornada siguiendo las señales en dirección al monte Cerezo, pasaremos por una pequeña cabañita, dentro esta la imagen de la Virgen del Pilar, entre pinos continuamos subiendo hasta llegar a una meseta que atravesamos para luego iniciar un descenso un poco delicado por ser rocoso y pedregoso, pero con un paisaje esplendido, hay que llevar cuidado, así entre pinos y campos de labranza, continuamos la señalización del Camino hasta que empezamos a ver la huerta del término de Albalate del Arzobispo que riega su rio Martín, ya vemos su Castillo Palacio, la torre del campanario y los tejados de sus casas. Entramos en Albalate del Arzobispo por la ribera de su rio, cruzamos su puente de piedra y reponemos fuerzas en su restaurante Agustín, que con su parrilla podemos disfrutar de una buena pieza de carne a la brasa, el propietario siempre tiene algún detalle con los peregrinos. Albalate del Arzobispo es una localidad de origen musulmán al-balat, significa “Camino” y el predicado se debe a su antigua pertenencia al Arzobispado de Zaragoza. Un significado muy apropiado para unos peregrinos del Camino de Santiago, a los que tanto gusta caminar.

 

- 10 Albalate - Belchite (34,2 km)

  Salimos de la histórica villa de Albalate del Arzobispo, a 349 m sobre el nivel del mar, su casco antiguo fue nombrado Conjunto Histórico Artístico en 1.983, son muchas las iglesias, ermitas y palacios e incluso su castillo – palacio y fortaleza que fue construido entre los s. XIII y XIV, considerado una de las joyas del gótico-aragonés. Nos llama la atención su Monumento a la Jota, el 1º que el pueblo aragonés ha hecho a la jota, obra de Ángel Orensanz que representa a los cantadores Alfonso Zapater Cerdán y Pascuala Sancho Pellicero y junto a ellos, el legendario cantador albalatino El Capacero. Hay tanta historia en esta ciudad que conserva un rico patrimonio arquitectónico religioso y civil, herencia de su importancia administrativa y comercial durante siglos, podríamos estar toda la jornada visitándola, así que nos animamos y salimos por donde nos indican las señales, atravesando su zona industrial.

  El camino, se pierde en el horizonte, la pista es buena y en buen estado, la señalización perfecta, campos y campos de rastrojos a lo largo y ancho del paisaje, con poco arbolado, algún que otro viñedo y el perfume de alguna que otra granja porcina, no pasamos por ninguna población, por lo que hemos de ir bien preparados de bebida y alimento, porque la jornada es larga.

   Por fin a lo lejos vemos las ruinas del pueblo viejo de Belchite, al llegar nuestros ojos no dan crédito a lo que ven. Todo está en ruinas, es un panorama, triste, desolador y aterrador, que nos debe hacer pensar a los humanos. Aquí tuvo lugar una de las batallas de la Guerra Civil, más cruentas, en tan solo 10 días murieron miles de personas y ahora es una atracción turística, porque el pueblo se conserva tal y como quedo, ya que a continuación se construyo el nuevo pueblo de Belchite, con calles anchas y rectas, que nos acoge y nos repone de la larga jornada de hoy.

 

  - 11 Belchite - Fuentes de Ebro (32,2 km)

  Decimos adiós a Belchite. Continuamos la señalización del Camino, la jornada es larga hasta Fuentes de Ebro, debemos equiparnos bien aunque pasaremos por alguna población, el paisaje es muy variante, pasamos por terrenos muy áridos, entre pequeñas montañas, abunda el cereal y luego pasamos al esplendor de la huerta, sus mimados campos de olivo, que están alfombrados con grandes lonas, para cuidar su fruto que no se dañe al caer y que su recogida sea esplendida.

  Pasamos por Mediana de Aragón, regada por su rio Ginel cuyas aguas después de regar su huerta van al rio Ebro, aquí sellamos la credencial en su bonito Ayuntamiento, nos abastecemos de agua y alimento, para continuar hasta Rodén, pequeña población que también sufrió la guerra de 1936 y tuvo que abandonar el pueblo al igual que Belchite construyéndose el nuevo a la orilla del rio Ginel y desde allí divisamos Fuentes de Ebro, dato curioso en esta población no dejéis de probar con su buen aceite de oliva, una rica ensalada con sus cebollas dulces originales de su huerta.

  En esta población de Fuentes de Ebro pasamos del Camino del Bajo Aragón al Camino Jacobeo del Ebro.

                                                                ---------------------------------------------------------

    

  retour à C.Castellón-Andorra 

  

                                                                  delhommeb at wanadoo.fr -  12/01/2019